Eficiencia energética en salas de compresores

En Grupo Cartés contamos con un equipo compuesto por especialistas en filtración e ingenieros para las necesidades más exigentes. Porque la relación con nuestros clientes trasciende el simple suministro de filtros y llega hasta ofrecer una solución integral que repercuta en la optimización de los procesos, el incremento de la eficiencia y el crecimiento del negocio a través del ahorro de costes. 

Nuestro equipo de expertos establece relaciones de doble dirección, de manera que Grupo Cartés sea un apoyo y colaborador técnico, comercial y humano, para el desarrollo, la productividad y el crecimiento de cualquier negocio.

La eficiencia energética como garantía de ahorro

Cualquier empresa afronta gastos como salarios, stock, alquiler de fábrica o gastos de energía, entre otros. Todos estos factores tienen un impacto directo sobre el presupuesto y deben tenerse en cuenta a la hora de administrar el negocio. 

Entre estos gastos, la optimización de los costes de energía es fundamental para conseguir una mayor rebaja de gasto y se puede conseguir gracias a la eficiencia energética.

El aire comprimido es una de las formas de energía más utilizadas en muchas industrias. De hecho, aproximadamente el 70% de las mismas utiliza sistemas de aire comprimido.  Además, la generación de dicho aire comprimido puede suponer uno de los costes energéticos más elevados, ya que a menudo se emplea mucha energía para producirlo y el hacerlo de manera más eficiente requiere una solución adecuada en la sala de compresores.

Para conseguir la eficiencia de los sistemas de aire comprimido, es importante centrarnos en el análisis de todo el proceso. Es decir, valorar y estudiar la situación de los filtros de interior de compresor y bombas de vacío, los filtros de línea, las purgas, y los separadores de condensados, secadores frigoríficos y secadores de adsorción si los hubiera.

Si se toman soluciones correctas sobre todos los elementos que conforman el cuarto de compresores y la línea de aire comprimido, las empresas pueden ahorrar cantidades significativas de energía, repercutiendo en un gran ahorro de costes.

Muchos gerentes o responsables no suelen tener en cuenta que un cuarto de compresores no optimizado puede ser un foco de energía desperdiciada y costes de mantenimiento excesivos. La optimización de estos equipos mejora su funcionamiento, alargando la vida útil y haciéndolos más eficientes.

Además, los estándares de calidad en función de las aplicaciones, obligan al cumplimiento de normativas, como la ISO 8573-1, referente a los valores máximos admitidos de partículas, humedad y aceite en el aire comprimido. Esta es de nuevo una razón más para poner el foco en la calidad de dicha forma de energía.

Nuestra solución: 50% de ahorro energético gracias al análisis del gasto de tus equipos

Para mejorar la eficiencia energética de las salas de compresores, los profesionales de Grupo Cartés comienzan realizando un estudio detallado de los equipos, analizando el gasto generado derivado de una filtración no optimizada.

A través de este estudio, los profesionales de Grupo Cartés realizan la mejor propuesta de mejoras posibles para el cuarto de compresores. 

Así, una vez conocidas las necesidades de nuestros clientes, será posible plantear un mantenimiento programado y suministrar los filtros necesarios con un margen de solo 24 horas.

Para llegar a la solución correcta, nuestros especialistas realizan un trabajo de ingeniería y consultoría energética basado en nuestro conocimiento como expertos en filtración.

Por eso, la relación con nuestros clientes trasciende el simple suministro de filtros. Nuestro equipo de profesionales establece relaciones de doble dirección, de manera que Grupo Cartés es un apoyo y colaborador técnico, comercial y humano, para el desarrollo, la productividad y el crecimiento de cualquier Industria.